Medios de Comunicación

Educar es un verbo que normalmente recae sobre colegios , universidades o en último término, sobre las familias. Son demasiadas las ocasiones en las que olvidamos la importancia vital que tienen los medios en esta labor, en la labor de educar. Son también muchas las ocasiones en las que no nos planteamos lo que a través de los medios se nos cuenta. Pero los medios, por supuesto, tienen intereses y vicios que les impide simplemente reflejar la realidad. Muchas de las veces los medios construyen el mundo, lo distorsionan consciente o inconscientemente.

Rosa Solbes, reputada periodista valenciana y columnista de El País, critica los abusos de los medios de comunicación.

El lenguaje es una herramienta de fuego. Un ejemplo de ello es como en política  las mujeres son nombradas por los nombres de pila y los hombres por su segundo apellido. Otro recurso que según la periodista Rosa Solbes “invisibiliza a las mujeres” es el masculino genérico. Son muchas las noticias en las que a pesar de sólo haber protagonistas femeninas el masculino genérico hace su aparición estelar.Pero más allá de los usos inconscientes del lenguaje que ayudan a perpetuar un sistema dominado por hombres; se encuentran aquellas noticias y declaraciones realizadas por hombres, muy conscientes, que tiran por tierra años y años de lucha contra las desigualdades. Noticias como la publicada por La Verdad de Murcia,  que comenzaba con la escalofriante frase “Pienso que es el feminismo quien provoca la violencia machista”, es un ejemplo de ello. Este artículo de Juan Antonio Pérez fue contestado por la Red Internacional de Mujeres Periodistas y Comunicadoras con la siguiente carta al director:

Sr. director/a de La Verdad:
 
Hemos leído en su diario la carta “Sobre la violencia machista”, escrita por Juan Antonio Pérez. En la misma se vierten una serie de argumentos, entendemos “justificativos”, de la violencia ejercida hacia las mujeres por parte de algunos hombres. Se hace mención a denuncias falsas cuando el propio y nada sospechoso de feminismo, Consejo General del Poder Judicial sólo encontró 3 denuncias falsas por malos tratos en el primer semestre de 2010 de un total de 23.762 fallos.

Las denuncias de mujeres sobre agresiones sufridas ha disminuido y una de las causas que se ha apuntado son la campaña de descrédito sobre las mismas llevada a cabo por señores como el que escribe esa lamentable carta. Pedimos que su diario no sea un espacio donde se dé cobijo a manifestaciones de ese tipo y no legitime a quienes hacen apología de esa lacra social que en lo que va de año ya se ha cobrado la vida de 20 mujeres.
 
Y el siguiente escrito para Facebook y otras redes sociales:

Hola a totes i tots, com podeu veure, l’ofensiva dels que volen silenciar les dones maltractades, que acusen de denuncies falses i de manipuladores, l’ofensiva com vos dic no para. Podem veure que al·legant “llibertad d’expresió” fan apologia de la violència masclista que enguany s’ha cobrat ja 20 víctimes, totes elles dones assassinades per les seues parelles o exparelles, homes.  Des del feminisme no volen lluitar contra els homes, sinò contra el patriarcat que manté les desigualtats de gènere, brou de cultiu d’aquesta violència. Però els atacs no paren. Si fa pocs dies denunciavem les declaracions de Sostres en EL MUNDO justificant l’assassinat d’una jove embarassada a mans de la seua parella, hui podem llegir en LA VERDAD DE MURCIA barbaritats que -com a mínim- són mentires i tenen un efecte negatiu a l’hora d’interposar denúncia les dones maltractades, ja que la campanya que estan portant individuus com el que signa la carta en qüestió, les fan sentir insegures i sense recolçament social. A més, fa apologia també de la violència cap a les dones. Vos deixe l’enllaç per tal que pugau jutgar vosaltres. 
Son muchas las mujeres periodistas como Rosa Solbes que luchan en su día a día contra la invisibilización de la mujer y contra la violencia no física a la que nos someten los medios. Una labor tan lógica como reflexionar antes de publicar, pero tan difícil de hacer en ocasiones debido a las rutinas periodísticas y las prisas,  es algo de vital importancia para alcanzar una igualdad efectiva y una educación positiva no discriminatoria.

Julia Sevilla, primera profesora honoraria de la Universidad de Valencia, cree que el autor del artículo no debería quedar impune.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s